Blog

La diferencia en la forma de comunicar entre un líder y otra persona no está en el contenido de lo que dice, sino en el cómo lo dice. Efectivamente, el líder consigue entusiasmar a sus seguidores a través de las emociones que transmite.

Según el modelo de Daniel Goleman, las competencias de la inteligencia emocional se dividen en "intra-personales" y "interpersonales". La primera categoría se ocupa de las emociones propias de cada persona, la segunda trata de las interacciones emocionales entre dos o más personas.

La escucha activa es un concepto que engloba las mejores prácticas para la comunicación entre dos o más personas y que permite que quien escucha, tenga su atención plenamente enfocada en quien habla.

Noviembre 08

Trabajo en Equipo

El trabajo en equipo es, en primer lugar, una evolución cualitativa de los grupos de trabajo. Es una manera organizada de trabajar entre varias personas con el fin de alcanzar metas comunes. En el trabajo en equipo las habilidades de los integrantes son complementarias, mantienen una responsabilidad individual y mutua, además de un marcado...

La Escucha Activa

La escucha activa es un concepto que engloba las mejores prácticas para la comunicación entre dos o más personas y que permite que quien escucha, tenga su atención plenamente enfocada en quien habla.

La importancia de la escucha activa en el ámbito laboral radica en que esta permite comprender claramente y en su totalidad las necesidades de los clientes, colaboradores o superiores.

Rodrigo Ortiz Crespo, autor conocido en el ámbito de la gestión comercial, define la escucha activa como:

"Aquella que representa un esfuerzo físico y mental para obtener con atención la totalidad del mensaje, interpretando el significado correcto del mismo, a través del comunicado verbal, el tono de la voz y el lenguaje corporal, indicando a quien nos habla, mediante la retroalimentación, lo que creemos que hemos comprendido."

Y es que escuchar y oír no significa lo mismo, escuchar implica involucrar muchos más sentidos que solo el del oído.

Es mirar al interlocutor mientras habla y, como menciona Ortiz, emplear nuestro lenguaje corporal para demostrar que estamos comprendiendo y en última instancia, empatizando.

Las personas saben cuándo les estás prestando atención. De ahí su importancia en el liderazgo y en que tanto los clientes y colaboradores se sientan mejor atendidos en sus necesidades al recibir una escucha activa de nuestra parte.

Esta habilidad blanda o soft skill es mencionada cientos de veces en revistas de negocios como Forbes, ya que, emplear la escucha activa mejora la comunicación dentro de una empresa, sea familiar o no, influyendo en un aumento de productividad.