Hablemos de Clientes

03.09.2021

«Un cliente es el visitante más importante en nuestros locales. Él no depende de nosotros. Nosotros dependemos de él. Él no es una interrupción en nuestro trabajo, es el objetivo del mismo. Él no es un extraño en nuestro negocio, es parte del mismo. Nosotros no estamos haciendo un favor al servirlo. Él nos está haciendo un favor al darnos la oportunidad de hacerlo.» Mahatma Gandhi 

Debemos hacernos sentir que somos diferentes

«Una mujer sin una sonrisa en la cara no debería abrir una tienda.» Proverbio chino  

En el clima competitivo de hoy en día, muchas empresas están descubriendo que cualquier ventaja que intenten establecer a través de sus productos es rápidamente erosionada, a medida que va siendo imitada por los demás. Para ganarse a los clientes se convencen de que es necesario estar con ellos, vibrar con ellos, escucharles, y satisfacer plenamente sus necesidades. 

Se está generalizando un cambio de un enfoque en el producto a un enfoque en el cliente, de vender productos a satisfacer a clientes. 

Muchas organizaciones están en un proceso de cambio para incorporar la orientación al cliente, por lo menos con los clientes de alto valor. La maximización de la satisfacción de los clientes es el nuevo mantra de todos los sectores de negocio. 

Este cambio no es fácil, ya que no es simplemente un cambio de eslogan; conlleva un cambio en las maneras de funcionar, un cambio en las conductas de las personas de la organización en todos los niveles. 

No sólo supone un cambio para el comercial en la manera   de relacionarse y enfocar las conversaciones con el cliente, también supone un cambio importante para todas las personas de la organización que no tienen contacto directo con el cliente, ya que deben ligar totalmente sus actividades con la estrategia de negocio de la compañía, cambiar sus prácticas tan rápido como cambian los deseos y necesidades de los clientes. Todos deben ver y sentir al cliente, todos deben contribuir al éxito del negocio.